martes, 6 de junio de 2017

Bastan 3 palabras.


              
    
YO TE CREO ó NO TE CREO… 3 palabras, solo 3 palabras,  que marcan la diferencia, la pauta,  el camino directo hacia una recuperación menos dura, acompañada, apoyada, auxiliada, escuchada, cálida confianza, hacia una blanca esperanza y un camino de luz, o contrariamente, hacia ausencia completa de esperanza, hacia el dolor más profundo y una culpa desgarradora, una fría soledad y la oscura, lenta e insegura recuperación… 

NO TE CREO, duelen, cada palabra duele, duele más del daño que han hecho ya, porque el daño ya está hecho, hecho por monstruos, de cualquier manera eso es lo que son, demonios, provienen del silencio, del miedo, de eso viven, de eso son, demonios… Requiere de valor para contarlo, a esas personas que son familia, donde hay amor incondicional, confianza incondicional, protección, calidez… Donde queda la protección?, a donde se fue la confianza?, donde está lo incondicional?, a donde se fueron, y de pronto con esa respuesta, con esa pancarta se protegen del dolor, tomando suficiente valor, para agarrar cobardía, para abrazarse a su egoísmo, se aferran a no ser dañados. Pero no, ellos no serán dañados, han puesto ya una barrera, como un vidrio polarizado por ambos lados, un espejo doble, se han vuelto sordos, me he vuelto invisible a sus ojos, todos mudos, no hay palabras, solo hay miedo y el daño se multiplica exponencialmente hacia uno mismo, y el daño se multiplica directamente proporcional a la cantidad de barreras colocadas, rodeada en un laberinto de espejos, al parecer no hay salida. Culpa en forma de navajas, de alacranes que suben que se quieren comer mi corazón, navajas, culpa que desgarra por dentro, debe ser mi culpa, no se puede hacer mucho, no se puede hacer nada, el daño ya está hecho, puede que sane, puede que crezca, atada de brazos, invisible, perdida en el frío, vulnerable, sin escudos ni armas, indefensa, paralizada en la oscuridad, aterrada… cállate niña nada paso, sólo separaste a la familia, porque nada volvió ni volverá a ser como antes, una conspiración, todos quieren que calle. De nada sirvió el valor tomado, de nada sirvió desnudar mi alma y confiar, de nada sirvió confiar! de nada sirvió ponerle voz a un hecho tan atroz y hablar. Solamente empeora, el silencio era mejor, para qué se hizo la voz?, deberíamos ser mudos, sordos, el daño sería menor. Sería solo uno… inicia un obscuro camino a la recuperación. Probablemente sumirgiendome más profundo y más doloroso en ese oscuro infierno, de pronto, tratando de escapar del el, probablemente empezar a escalar de nuevo para lograr salir... Y lograr
Perdonar el daño hecho por los demonios? sí, talvez algún día, de cualquier manera, sólo son eso, demonios y eso serán siempre. Sin amor. Demonios muertos, y muertos se quedan.  Perdonar el daño hecho por las personas que en sus manos estaba ayudar y creer, creer y apoyar, al menos un abrazo.. Perdonar a quien no quiso Creer? A quien se que si creyó pero, Perdonar a quien hizo creer al mundo que yo miento. Nose si algún día podré. 

YO TE CREO, en cambio, 3 palabras que valen más que todo el oro en el mundo. 3 palabras que llenan de paz, 3 palabras mágicas que iluminan un camino, 3 palabras que convierten un campo gris de cenizas sombras y miedo, en un campo verde de esperanza, una luz se ve a lo lejos, un abrazo que denota tranquilidad, la más pacifica de todas, confianza, donde el mensaje es ya todo termino, y la soledad se acabó, porque ya hay quien lo crea, ya hay quien escuche, sin juzgar, sin culpar, sin dejarme a la deriva, ahora protegida, ahora segura, ahora respiró profundo, sin ahogarme…Ya llega la paz, ya llega la tranquila paz… Ya inicia un camino a la recuperación, un camino de sanción, acompañada, un camino iluminado, una mano que se estira para ayudar a salir del infierno y no volver jamás. Miedo a mi misma, miedo a revivirlo todo, ahora se puede: recordar  heridas para sanarlas, Revivir todo pero con control, con orden, cambiándolo todo hacia algo positivo, eliminar el dolor, lo más maravillosamente increíble, se puede eliminar el dolor. Y yo que pensaba que así debía acostumbrarme a vivir, y yo que ya lo había hecho!, ahora Esperanza, cambiarlo todo, sanarlo todo, se que lo lograre, porque ya no estoy sola, motivación, magia! Un hada! Un ángel, no, no es un hada, no es un ángel, es una personita maravillosa bien real, pero es como la mano de un ángel, de alguno de esos pequeños grandes mejores amigos imaginarios de la infancia, ese guerrero de la paz, algún  soldado cariñoso, amoroso generoso bondadoso… Existe … es real, no es de magia es de carne y hueso, y es lo más maravilloso! 

Pero en mi caso... La realidad es que esa esperanza fue una falacia. Fue bueno mientras duró. Eso que ni que. 

Con cualquiera de las dos diferentes combinaciones de 3 palabras se es posible sobrevivir, salir del infierno, sin embargo, evidentemente un Yo te creo resulta en curación y alivio de dolor, un todo más tranquilo, sin defraudar, sin culpa sin nada mas que confianza, eso es, confianza, tan cierta y tangible. Y Empiezo a conocer esa paz TAN CIERTA Y TANGIBLE PAZ. 3 palabras todo depende de 3 palabras.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario